La diabetes y las enfermedades cardiovasculares reducen la esperanza de vida

Se estima que 451 millones de personas mayores de 18 años padecen diabetes en todo el mundo, el 8,4 % de la población. Se prevé que, en el año 2045, esta cifra aumente a 693 millones, el 9,9 % de la población. La mayoría (91 %) tiene diabetes tipo 2 (DM2)1.

La esperanza de vida de los pacientes con diabetes y enfermedad cardiovascular es 12 años menor que la esperanza de vida de las personas sin diabetes.

Todos estos millones de diabéticos tipo 2 tienen el doble de riesgo de morir y una menor esperanza de vida que las personas sin diabetes: 6 años menos2,3. La principal causa de muerte en pacientes diabéticos tipo 2 son las enfermedades cardiovasculares (ECV), que suponen más de la mitad de los fallecimientos (52%), por delante de la enfermedad renal, el cáncer o las infecciones. 4

Las personas diabéticas tienen aproximadamente el doble de probabilidades de sufrir una ECV3. Cuando esto ocurre y un paciente diabético sufre una ECV, su riesgo de morir se multiplica por 4 comparado con quienes no tienen ninguna de las dos patologías. La esperanza de vida de estos pacientes se reduce drásticamente, ya que viven 12 años menos que las personas sin diabetes2.

Estos datos ponen de relieve la trascendencia de prevenir y tratar las ECV en las personas con DM2. En este sentido, además de controlar la hiperglucemia, es importante actuar sobre los factores de riesgo cardiovascular. La empagliflozina, además de disminuir la hemoglobina glicosilada, el peso y la tensión arterial, ha demostrado tener efectos sobre la mortalidad, siendo el único antidiabético oral que tiene incluidos en su ficha técnica estos datos. En el estudio EMPA-REG Outcome, empagliflozina asociada al tratamiento de referencia redujo el riesgo relativo de mortalidad cardiovascular en un 38% y de mortalidad total en un 32%, en pacientes con DM2 y ECV5.

Las ECV restan años de vida a las personas con DM2. Por eso, combatir las ECV es una prioridad en estos pacientes, y para lograrlo debemos aprovechar todos los recursos a nuestro alcance.

Fuentes bibliográficas

  1. Cho NH, Shaw JE, Karuranga S, et al. IDF Diabetes Atlas: Global estimates of diabetes prevalence for 2017 and projections for 2045. Diabetes Res Clin Pract. 2018.
  2. The Emerging Risk Factors Collaboration. Association of cardiometric multimorbidity with mortality. JAMA. 2015;314(1):52-60.
  3. The Emerging Risk Factors Collaboration. Diabetes mellitus, fasting glucose and risk of cause-specific death. N Engl J Med. 2011;364:829-41.
  4. Morrish NJ, Wang SL, Stevens LK, et al.; the WHO Multinational Study Group. Mortality and causes of death in the WHO multinational study of vascular disease in diabetes. Diabetologia. 2001;44:S14-S21.
  5. Zinman B, Wanner C, Lachin JM, et al; EMPA-REG OUTCOME Investigators. Empagliflozin, cardiovascular outcomes, and mortality in type 2 diabetes. N Engl J Med. 2015; 373(22):2117-2128.
DIA0054.052015 | Última actualización 08/11/2018
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.