CONTROL MÉDICO

El control y seguimiento médico es fundamental en el tratamiento de pacientes diabéticos.
 

Aunque la diabetes no causa dolor y tiene pocos síntomas, puede ocasionar complicaciones graves. Existen nuevos tratamientos y técnicas de control, hay equipos de profesionales sanitarios que conocen muy bien cómo tratar la diabetes.

La mejor forma de prevención es llevar una vida sana, adquirir buenos hábitos de autocontrol  y mantener un ritmo regular de visitas médicas.

El papel de los profesionales sanitarios

La diabetes es una enfermedad de abordaje multidisciplinar.

La atención del paciente diabético y su educación requieren un equipo interdisciplinar constituido por diferentes profesionales que trabajan de forma interdependiente, que interactúan, que intercambian la información de forma sistemática y que planifican conjuntamente unos objetivos comunes.1

El profesional sanitario ayudará al paciente diabético a alcanzar unas buenas cifras de control de todos los factores de riesgo. Probablemente, en la mayoría de las ocasiones esa función la realiza el médico de familia y el personal de enfermería que lo atiende habitualmente, pero en otros momentos será el endocrinólogo, el oftalmólogo, el internista, el cardiólogo o el podólogo.

Referencia:

Grupo de Trabajo Guías Clínicas y Consensos de la Sociedad Española de Diabetes. Perfil profesional del educador de pacientes con diabetes. Av Daibetol 2012;28(2):38-47.

DIA0054.052015 | Última actualización 04/12/2017
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.