Reducir el consumo de azúcar de adición, bebidas azucaradas, bollería, galletas u otros alimentos que lo contienen en altas proporciones.

Si es de las personas que se echan una o varias cucharaditas de azúcar en los alimentos o bebidas, puede parecerle un reto casi imposible llegar a tomar un yogur más ácido que dulce, o un café o té más amargo. Pero, ¡no se apure! Nuestro paladar tiene una gran capacidad de adaptación, por lo que le aconsejamos no realizar el cambio de la noche a la mañana, sino reducir gradualmente la cantidad de azúcar añadido. Reducir cada semana media cucharadita o medio sobre de azúcar hará que vaya acostumbrándose a nuevos sabores gradualmente. Si aun así echa de menos algo de dulce, puede optar por los edulcorantes artificiales, que no contienen hidratos de carbono.

Además de reducir el consumo del azúcar de mesa, se recomienda limitar el consumo de todos aquellos alimentos que también lo contienen en elevadas proporciones.

 

Destacamos:

En la siguiente ilustración verá distintos alimentos y la cantidad de azúcar (expresada en cucharadas de postre) que contienen:

 

 

Te puede interesar:

 

Recursos

Planificador de menús

Organiza tus comidas

Acceder

Lista de la compra

Realiza una compra saludable

Acceder

Recetas

Un mundo de posibilidades

Acceder

 
DIA0054.052015 | Última actualización 25/04/2019
Uso de cookies

 

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.