• Limitar todos aquellos productos con alto contenido en sal:
    • Conservas, aceitunas, embutidos, quesos, bollería, sazonadores, frutos secos con sal, patatas fritas, platos listos para consumir, etc.
  • Evitar las aguas con gas aunque no contengan azúcar.
    • Tienen una cantidad de sodio alta.
    • Consultar el etiquetado del producto.
  • Eliminar la sal de mesa.

 

  • Utilizar métodos de cocción que preserven el sabor de los alimentos como vapor, plancha, papillote.
  • Utilizar especias y hierbas aromáticas para condimentar los platos.
  • Se consigue aumentar el sabor de los platos.
  • Se reduce la necesidad de añadir sal.

 

Descarga la ficha

 

 

Recursos

Planificador de menús

Organiza tus comidas

Acceder

Lista de la compra

Realiza una compra saludable

Acceder

Recetas

Un mundo de posibilidades

Acceder

 
DIA0054.052015 | Última actualización 08/04/2019
Uso de cookies

 

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.