• Eliminar de la alimentación los cereales que contienen gluten (trigo, cebada y centeno) y cualquier producto derivado de estos cereales (harina, pan, pasta, bollería, etc.).
    • Basar la alimentación en alimentos frescos y poco procesados como fruta, verdura, carne, pescado, huevos, leche, legumbres, tubérculos.
  • Tener en cuenta las recomendaciones específi cas para el control de la diabetes.
  • Priorizar las harinas o granos integrales sin gluten como mijo, amaranto, sorgo, quinoa, arroz integral.
    • Su efecto sobre los niveles de glucosa en sangre es menor que al tomar granos refinados.

 

  • Ingredientes como almidón modificado u otros utilizados como aditivos pueden esconder la presencia de gluten en un alimento.
    • ¡Leer con atención la etiqueta!
  • Evitar la bollería y los productos procesados “sin gluten”.
    • Suelen ser ricos en azúcares y grasas poco saludables.
  • En caso de tomar medicación, revisar el listado de excipientes para asegurarse que no contengan gluten.

 

Descarga la ficha

 

 

Recursos

Planificador de menús

Organiza tus comidas

Acceder

Lista de la compra

Realiza una compra saludable

Acceder

Recetas

Un mundo de posibilidades

Acceder

 
DIA0054.052015 | Última actualización 21/02/2019
Uso de cookies

 

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.