• Evitar los alimentos ricos en grasas saturadas:
    • Mantequilla, quesos, embutidos, bollería, etc.
  • Utilizar el aceite de oliva virgen como grasa de referencia.
  • Priorizar el consumo de pescado frente al de carne.
    • El pescado blanco tiene una composición baja en grasa.
    • El pescado azul, aunque tiene una cantidad de grasa bastante más alta, es rico en omega 3 por lo que también se recomienda consumirlo regularmente.
    • Escoger carnes blancas como el pollo, el pavo o el conejo, que tienen menor cantidad de grasa.
  • En el caso de niveles de triglicéridos elevados:
    • Reducir el consumo de azúcares en cualquiera de sus formas, especialmente en forma de bebidas azucaradas o zumos de frutas.
    • Reducir el consumo diario de fruta, aumentando a su vez el de verduras y hortalizas.
    • Limitar o eliminar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Consumir alimentos ricos en fibra como verduras, cereales integrales, semillas, legumbres.
    • Efectos beneficiosos en el control de los valores de colesterol y triglicéridos en la sangre.

 

  • Desconfiar de productos altamente procesados que se anuncien como reductores de los triglicéridos o el colesterol y productos “light”.
  • Los alimentos cardiosaludables suelen ser frescos y vienen sin demasiados envoltorios.

 

Descarga la ficha

 

 

Recursos

Planificador de menús

Organiza tus comidas

Acceder

Lista de la compra

Realiza una compra saludable

Acceder

Recetas

Un mundo de posibilidades

Acceder

 
DIA0054.052015 | Última actualización 21/02/2019
Uso de cookies

 

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.