Factores de riesgo

En la diabetes tipo 1 tiene lugar una destrucción de células β pancreáticas mediada por la interacción de factores genéticos y ambientales.1
 

Factores genéticos

Loci de riesgo. Se han identificado múltiples regiones del genoma consideradas predisponentes a la DM tipo 1. La más importante se encuentra en el locus HLA del cromosoma 6, cuyos genes desempeñan un papel fundamental en la discriminación que realiza el sistema inmune entre “lo propio” y “lo extraño”. Así, los individuos que heredan ciertos alelos HLA presentan más riesgo de autoinmunidad contra las células β pancreáticas propias.1

El gen HLA-II, denominado IDDM1, situado en el cromosoma 6, supone al menos el 40% de la agregación familiar de la DM1. Se han identificado una variedad de haplotipos diferentes, algunos de los cuales se relacionan más con la aparición de la enfermedad en caucásicos mientras que otros están más asociados con afroamericanos, chinos o japoneses. Además, la presencia de más de un haplotipo de riesgo en un mismo individuo incrementa notablemente su predisposición a padecer DM tipo 1.1

Además de los genes HLA, otros genes en los que se han identificado alteraciones candidatas a la predisposición a DM1 son:

  • Gen de la insulina (situado en la región IDDM2 del cromosoma 11).
  • Gen CTLA-4 (situado en el cromosoma 2).
  • PTPN22 (situado en el cromosoma 1 codifica para la tirosin-fosfatasa linfoide).1

Epigenética. Los resultados de estudios realizados en gemelos muestran tasas heterogéneas de incidencia de la enfermedad relacionadas con la edad. Así, en pacientes jóvenes con DM1 se ha observado una concordancia mucho mayor que en la DM1 de inicio en la edad adulta. Estos hallazgos sugieren que fenómenos epigenéticos (metilación del ADN, modificación de histonas, regulación del microARN) influyen significativamente en la DM1 de inicio en la edad adulta. 
 

Factores ambientales

A partir de los resultados de estudios comparativos para determinar el efecto de los factores genéticos y ambientales en el inicio de la DM1, el 88% de las variantes fenotípicas se atribuyen a factores genéticos y el resto a factores ambientales.1

Los factores ambientales actuarían como iniciadores o aceleradores de la autoinmunidad anti-células β o como precipitantes de sintomatología abierta en pacientes en los que se está produciendo destrucción de dichas células. Estos factores pueden actuar directamente sobre el páncreas o provocar respuestas inmunes anómalas a proteínas que las células expresan normalmente.1

Los virus son un factor extensamente relacionado con la DM tipo 1. Los enterovirus en particular, pero también los virus coxsackie B, de las paperas, rubeola, CMV, parvovirus, rotavirus y virus de la encefalomiocarditis pueden contribuir a la aparición de DM1.1

También el patógeno MAP (Mycobacterium avium subsp. paratuberculosis, responsable de la paratuberculosis) se ha propuesto como factor ambiental que puede contribuir a la patogénesis de la DM1. Este patógeno está ampliamente extendido y se ha encontrado en leche y derivados lácteos procedentes de rumiantes asintomáticos que actúan como reservorio.1 Toxinas y factores dietéticos, de hecho, también se han relacionado con la DM tipo 1.2
 

Referencias

  1. Wu YL, Ding YP, Gao J, Tanaka Y, Zhang W. Risk factors and primary prevention trials for type 1 diabetes. Int J Biol Sci. 2013 Jul 18;9(7):666-79.
  2. Federación Internacional de la Diabetes. Atlas de la Diabetes. Octava edición. Update 2017. [Acceso: enero 2018]. Disponible en: http://www.diabetesatlas.org/resources/2017-atlas.html
DIA0054.052015 | Última actualización 12/12/2018
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.