Manejo y Tratamiento

Tratamiento médico

La insulina es el pilar fundamental del tratamiento de la diabetes tipo 1.1

La dosis inicial de insulina se calcula en función del peso, oscilando entre 0,4 y 1,0 Uds/kg/día. La dosis de 0,5 Ud/kg/día es una dosis inicial típica en pacientes metabólicamente estables, mientras que se necesitarán dosis superiores inmediatamente después de una cetoacidosis. Los adolescentes también requerirán rangos altos de dosis inicial. En todo caso la dosificación posterior se irá ajustando a las necesidades individuales.1

Los pacientes con DM1 deben tratarse con múltiples inyecciones diarias de insulina prandial e insulina basal o una infusión subcutánea continua (IISC). Los resultados de estudios comparativos de inyecciones diarias múltiples e IISC han demostrado diferencias mínimas entre ambos esquemas en cuanto a HbA1c e incidencia de hipoglucemias graves.1

El estudio Diabetes Control and Complications Trial (DCCT) demostró que la terapia intensiva (inyecciones múltiples o IISC) administrada por equipos multidisciplinares mejoraba la glucemia y se traducía en mejores resultados (complicaciones micro y macrovasculares y mortalidad) a largo plazo. No obstante, la incidencia de hipoglucemia fue elevada. En dicho estudio se usaron insulinas humanas de acción corta e intermedia y, desde entonces, se han desarrollado diversos análogos de acción rápida y de acción larga que se asocian con menor riesgo de hipoglucemia y de aumento de peso, así como mayor descenso de HbA1c que las insulinas humanas.1

Las excursiones de la glucemia posprandial pueden controlarse mejor ajustando el momento de la administración de la insulina prandial, lo cual debe hacerse en función del tipo de insulina empleada, del nivel de glucemia, la hora de las comidas y la ingesta de hidratos de carbono.1
 

Tratamiento quirúrgico

El trasplante de páncreas e islotes pancreáticos ha demostrado normalizar la glucemia, pero requiere del uso de inmunosupresión de por vida para evitar el rechazo del injerto y la recurrencia de la destrucción autoimmune de los islotes.1

El trasplante es una opción reservada a pacientes que se someten simultáneamente a trasplante renal o a aquellos con cetoacidosis o hipoglucemias graves recurrentes a pesar de un manejo intensivo.1
 

Tratamientos en investigación

Diversos tratamientos utilizados en la DM tipo 2 están siendo estudiados en la DM tipo 1, con el objetivo de evaluar posibles beneficios a largo plazo:

  • Metformina. La adición de metformina a la terapia con insulina en los pacientes DM1 puede reducir sus requerimientos de insulina y mejorar el control metabólico.1
  • Terapias basadas en incretinas. Los GLP-1 y los inhibidores DPP-4 podrían producir beneficios debido a su efecto protector de la masa de células β y la inhibición de glucagón.1
  • Inhibidores del cotransportador 2 de sodio-potasio. Los SGLT2 (por sus siglas en inglés), inducen un descenso de la glucemia independiente de insulina debido a la inhibición que producen de su reabsorción en el túbulo renal proximal.1

 

Referencias

  1. American Diabetes Association. 8. Pharmacologic Approaches to Glycemic Treatment: Standards of Medical Care in Diabetes—2018. Diabetes Care 2018; 41(Supplement 1): S73-S85.
DIA0054.052015 | Última actualización 12/12/2018
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.