Prevención

La DM tipo 2 está asociada con factores de riesgo no modificables (origen étnico, genética, edad) y otros modificables. Sobre estos últimos es posible actuar mediante una combinación de enfoques para prevenir o retrasar la aparición de DM tipo 2, o para mejorar el control metabólico en caso de DM tipo 2 instaurada.1,2

Los resultados de extensos estudios han demostrado que la modificación del estilo de vida, particularmente dirigida a la reducción de peso y la realización de ejercicio físico, puede reducir la incidencia de DM2 casi un 60% en 3 años y que los beneficios se mantienen a largo plazo.3


Alimentación

La reducción de la ingesta calórica, sobre todo la proveniente de grasas saturadas, es esencial en la prevención de la DM2. En este sentido la dieta mediterránea, rica en grasas insaturadas y mayor contenido de hidratos de carbono, es la más adecuada en nuestro entorno.2,3

Además, ciertos alimentos se han asociado con una reducción del riesgo de diabetes:

  • Nueces.
  • Frutos rojos.
  • Yogur.
  • Café.
  • Té.3

Mientras, otros se relacionan con un aumento del riesgo de diabetes:

  • Carnes rojas.
  • Refrescos.3
     
Recomendaciones nutricionales (SEMERGEN)2
Pérdida moderada de peso acercándose a un índice de masa corporal de 25 kg/m2 (grado de recomendación: A).
Dieta hipocalórica junto con un adecuado programa de ejercicio físico para la pérdida de peso (A).
Alimentación equilibrada y variada. No son necesarios los suplementos de vitaminas, minerales o antioxidantes (B).
En caso de presencia de síntomas clásicos de hiperglucemia o de crisis hiperglucémica, una determinación al azar de glucosa ≥200 mg/dL (11,1mmol/L).
El plan de alimentación se mantendrá a lo largo de toda la vida del paciente (A).
La disminución calórica puede realizarse bien reduciendo la ingesta calórica en general, el aporte de grasas, el aporte total de hidratos de carbono (no menor de 50 g/día) o bien aumentando la proporción de hidratos de carbono con bajo índice glucémico (B).
Tener en cuenta el índice glucémico y la carga glucémica, y seleccionar alimentos ricos en fibra, como hortalizas, verduras, legumbres y cereales integrales (B).
Ingesta de fibra > 40 g/día (o 20 g/1000 kcal/día) para prevenir la DM2 y controlar la enfermedad (A).
Limitar el consumo de alcohol a un máximo de 2 unidades/día en varones y 1 unidad/día en mujeres (C).
Limitar la ingesta de sal a menos de 2300 mg/día (B).
La distribución de macronutrientes será: el 45-60 % de hidratos de carbono, el 15-20 % de proteínas y < 35 % de grasas (D).
La grasa saturada debe ser < 10 % del total calórico, un 5-10 % de ácidos grasos poliinsaturados, menos de 200 mg de colesterol y la mínima cantidad de grasa trans (D).
Se recomienda una distribución de 5 comidas/día (D).
El tipo de dieta elegida (menús/raciones/intercambios) dependerá de las características y las preferencias del paciente (D).

 

Ejercicio físico

La realización de ejercicio físico regular ha demostrado beneficios en casos de prediabetes. Además, mejora el control glucémico incluyendo la HbA1c, los factores de riesgo cardiovascular, la pérdida de peso, el perfil lipídico y el grado de bienestar en los pacientes diabéticos.2,3

La recomendación general consiste en combinar ejercicio físico aeróbico y de resistencia varios días por semana (al menos 150 minutos/semana).1,2,3
 

Recomendaciones de actividad física (SEMERGEN)2
Realizar al menos 150 minutos a la semana de ejercicio aeróbico de intensidad moderada (un 50-70 % de su frecuencia cardíaca) (grado de recomendación: A).
En ausencia de contraindicaciones, las personas con DM2 deberán recibir la recomendación de hacer ejercicio contra resistencia tres veces por semana (A).
La evidencia apoya que todos los individuos, incluyendo aquellos con DM, deben reducir el tiempo que permanecen sedentarios (viendo televisión, trabajando en el ordenador, etc.), particularmente interrumpiendo el descanso en tiempos prolongados (> 90 min) (B).


En el caso de pacientes diagnosticados de DM tipo 2, es necesario evaluar inicialmente el estado del paciente, prestando atención a situaciones que requieran de precaución a la hora de realizar ejercicio físico:

  • Hiperglucemia o hipoglucemia. Debe evitarse el ejercicio físico en caso de cetosis y tener precaución al realizarlo si la glucemia es inferior a 100 mg/dL, con un aporte extra de hidratos de carbono si es necesario.2
  • Retinopatía. Está contraindicado el ejercicio vigoroso.2
  • Neuropatía periférica. Debe utilizarse calzado adecuado para evitar la aparición de úlceras. Si la neuropatía es grave, se recomienda no realizar ejercicios con carga.2
  • Neuropatía autonómica. Se debe realizar un examen cardiovascular previo al inicio de una actividad física más intensa de los habitual, debido a la asociación de la neuropatía autonómica con el riesgo de muerte súbita durante el ejercicio en pacientes diabéticos.2
     

Riesgo cardiovascular

Las personas con prediabetes suelen presentar otros factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión o hiperlipidemia. Ello requiere de vigilancia específica, modificando hábitos mencionados anteriormente, como la reducción de sal, alimentación saludable y realización de ejercicio físico, así como el abandono del hábito tabáquico en individuos fumadores.3

 

Referencias

  1. Federación Internacional de la Diabetes. Atlas de la Diabetes. Octava edición. Update 2017. [Acceso: enero 2018]. Disponible en: http://www.diabetesatlas.org/resources/2017-atlas.html
  2. SEMERGEN. Guías clínicas. Diabetes mellitus. 2015. Disponible en: http://2016.jornadasdiabetes.com/docs/Guia_Diabetes_Semergen.pdf
  3. American Diabetes Association. 5. Prevention or Delay of Type 2 Diabetes: Standards of Medical Care in Diabetes—2018. Diabetes Care 2018; 41(Supplement 1): S51-S54.
DIA0054.052015 | Última actualización 12/12/2018
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.